Uso de planchas de plástico en artes gráficas

plasticos-plancha

Las planchas de plástico tienen muchos usos en artes gráficas. El plástico es un material sobre el que se pueden realizar impresiones de manera muy sencilla y no resulta excesivamente caro, por lo que se usa con muchos fines diferentes.

Packaging

En el packaging las planchas de plástico pueden tener muchos usos. Las más finas y económicas se utilizan sobre todo en agricultura, para crear bolsas que contengan los productos frescos que se quieren envasar con una marca distintiva. En la bolsa puede ir el nombre de la marca y alguna información, como el lugar de origen del producto.

También se utilizan estas planchas de plástico para crear ventanillas en cajas de cartón que permiten ver el interior del envase. Es el caso de los típicos envoltorios de estuches de cosméticos que tienen el frente en plástico transparente para que el cliente pueda ver todo lo que contiene el estuche sin lugar a la duda.

Expositores

Las planchas de plástico también se utilizan para la creación de expositores y promociones en el lugar de venta. Con estos plásticos se pueden crear desde pancartas o banderolas para llamar la atención de un puesto de promociones hasta recubrimientos para que los expositores sean todavía más fuertes.

Los productos como las cintas expositoras que se colocan para que la gente coja un paquete de patatas o unas maquinillas y que se sitúan en lugares privilegiados de los supermercados, también se pueden fabricar en plástico en plancha.

Carpetería

Por supuesto, las carpetas y las libretas realizadas con tapas de plástico son también un producto a tener en cuenta. Muchas veces, este tipo de carpetas y libretas son el producto a la venta en sí mismo, pero también pueden ser un producto de propaganda orientado a los regalos promocionales.

Las carpetas pueden ser muy sencillas, tan solo un plástico que se dobla a la mitad y tiene una goma para poder aguantarse cerrada o puede ser más elaborada, con tapas de plástico y con interior que puede ser en diferentes materiales y que puede tener separadores y departamentos.

Las libretas también pueden ser muy sencillas o pueden ser más elaboradas. En algunos casos, se trata de cartón combinado con plástico que le ofrece una mayor resistencia pero sin aumentar el precio demasiado. El cartón es seguramente el material más barato para este tipo de carpetería, aunque el plástico le sigue de cerca.