El uso de la pildora

pildoradeldiadespues.es foto 3 (2)

Las mujeres estamos expuestas a muchas cosas solo por el mero hecho de ser mujeres. La verdad es que en ocasiones es algo injusto, ya que somos discriminadas solo por ser del género femenino. Una de las cosas más evidentes es la discriminación en los temas laborales, las mujeres casi siempre (y digo casi siempre por no generalizar) están por debajo de los hombres, siempre en puestos inferiores aunque estén sobradamente cualificadas para el puesto al que postulan.

Es muy triste que todavía sea noticia que una mujer pilota un caza del ejercito, noticia que me sorprendió gratamente el otro día al verla en los telediarios nacionales, incomprensible que sea noticia solo por tratarse de una mujer.
La sociedad aunque lo intenta todavía está muy lejos de no hacer distinciones por sexos o por razas.

Afortunadamente hay cosas diseñadas y creadas para la mujeres, no es que necesitemos cosas extraordinarias pero por el simple hecho de poder procrear tenemos unas necesidades explicitas que los hombres no tienen. Por ejemplo ya que tenemos la opción de ser madres, está bien que podamos decidir cuándo serlo, y si el momento en el que estamos no es el adecuado, es bueno que tengamos la opción de evitar el embarazo, no interrumpirlo, esto lo podemos hacer gracias a pildoradeldiadespues.es, aquí podemos encontrar toda la información necesaria para poder seguir con nuestra vida sin cambios si no es el momento adecuado.

El uso de la píldora del día después esta cada vez más extendido por todo el mundo, y creo que sería de vital importancia suministrar esta pastilla en países como África para evitar un aumento de la población, ya que parece ser que no les funciona muy bien el método que utilizan habitualmente. En estos países en los que la natalidad es tan elevada y el hambre acreciente, deberían de tomar medidas más extremas para evitar la muerte de niños y de madres en el parto.

La igualdad empezará cuando seamos capaces de vernos como iguales, nadie es más que nadie, lo único que nos diferencia es nuestra morfología, tener cuerpos distintos no nos hace a unos superiores a otros, todo lo contrario, nos acopla como piezas de puzles, fuimos creados para vivir en parejas, así que lo mejor es respetarnos tal y como somos y no discriminarnos por no ser iguales, en la variedad está el gusto. Seamos felices.